Termotanque Solar Presurizable

Los Termotanques Solares Presurizables emplean el fenómeno de convección natural llamado “Termosifón”.

El agua fría ingresa en el termotanque y recorre los tubos de vidrio, a medida que el agua se calienta sube naturalmente y se almacena en el tanque. Este proceso es continuo mientras la radiación solar es captada por el colector.

El agua caliente almacenada en el tanque se utiliza para calentar la serpentina de cobre (intercambiador de calor) ubicada en el interior. Cuando el agua fría ingresa a la serpentina absorbe el calor almacenado aumentando la temperatura de forma instantánea.

A diferencia de los otros, los presurizables presentan dos circuitos independientes (primario e intercambiador) permitiendo que la presión del agua se mantenga. Es apta para instalaciones que poseen bombas presurizadoras y/o requieren un alto nivel de confort.

En los casos donde la radiación solar no sea suficiente o cuando la capacidad de agua caliente haya sido consumida y no haya sol, los termotanques solares pueden equiparse con una resistencia eléctrica y un controlador digital para calentar el agua automáticamente. También es posible conectar el termotanque solar a un equipo convencional (termotanque/calefón) para que actúe de reserva y garantizar siempre la disponibilidad de agua caliente.

[vimeo 26401114 w=”940″]